Dragon Ball FighterZ

Review

DRAGON BALL FIGHTERZ

EL JUEGO DE PELEAS DEFINITIVO DE LA OBRA DE AKIRA TORIYAMA

 

Previos días al E3 2017, corrió el rumor de que un nuevo juego de Dragon Ball estaba siendo desarrollado por nada menos que Arc System Works, el equipo detrás de Guilty Gear y BlazBlue. En otras palabras, uno de los mejores estudios de videojuegos de pelea en dos dimensiones estaría presuntamente trabajando con los personajes del manga más querido y laureado de los últimos tiempos.

Dicho rumor se convirtió en un hecho cuando, durante la conferencia de Microsoft en el E3, se reveló Dragon Ball FighterZ (mucho ojo en la “Z” al final) ante la mirada atónita de todos los presentes tanto en vivo como por streaming online. El hype que generó la demo técnica del juego no se hizo esperar y, debido al revuelo que generó y a lo prometedor que lucía todo aquello, consiguió llevarse la mayor cantidad de premios durante la conferencia. El ojo público gamer había centrado su atención en él.

Sin embargo, ahora que tenemos el juego en nuestras consolas y el mando entre las manos, recuerdos de las horas que pasamos jugando obras como Super Butouden 2 en Super Nintendo o el híperpopular Budokai Tenkaichi 3 en PlayStation 2 pueden nublar la visión de muchos, perjudicando la objetividad de los ojos que ven al recién llegado.

Es así que volvemos a hacer la tan odiosa pregunta: ¿Podrá FighterZ responder a la expectativa que se le tiene? Pues justamente esa pregunta es la que trataremos de responder el día de hoy.

¿Será la colaboración entre Arc System Works y Dragon Ball el éxito que todos esperamos que sea o será una víctima más de esta arma de doble filo llamada hype? Este es el análisis de Dragon Ball FighterZ para PlayStation 4, Xbox One y PC.

 

¡APARECEN! GOKU Y SUS AMIGOS… ¿REGRESAN?

Una vez iniciada, la historia de FighterZ nos regresa al fantástico universo de Dragon Ball al que tan acostumbrados estamos. No obstante, la situación en la que se encuentra no es precisamente favorable…

Múltiples clones de los Z Fighters han empezado a aparecer por todo el mundo, causando estragos por doquier, y la misteriosa presencia de un poder desconocido solo acrecienta el temor por el estallido de una nueva batalla.

Los problemas no terminan ahí ya que nuestro héroe Goku ha perdido la memoria y su capacidad de luchar mientras que el resto de la pandilla ha desaparecido intempestivamente. En medio de toda esta catástrofe, la aparición de un personaje femenino nunca antes visto en la franquicia hará remover los cimientos de lo que conocíamos y jugará un papel crucial en el desarrollo de la historia. ¿Se tratará de un aliado o un enemigo?

Con este argumento, el jugador es introducido al modo historia y es aquí donde podemos apreciar la calidad gráfica del título en todo su esplendor. La animación de las escenas cinemáticas ha sido trabajada de tal forma que, por momentos, se ve y se siente como un anime. Los gestos y expresiones tan características del elenco de Dragon Ball han sido fielmente adaptadas a los modelados 2.5D de los personajes para que emitan la belleza del dibujo de Akira Toriyama, creador del manga de Dragon Ball (aunque claro, me preocuparía que no lo supiesen).

Lo mismo aplica al nuevo personaje diseñado por el popular Tori: La androide Nº 21. Los trazos que componen todo su ser y el carisma que por fortuna tiene, la hacen una magnifica adición al ya variado elenco de la serie y estoy seguro de que no tardará en convertirse en una de las favoritas de los fans.

El carisma de los personajes de Dragon Ball es innegable.

 

NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO

Lamentablemente, en lo que respecta al modo historia, lo positivo termina en lo anterior mencionado. El argumento tiene ciertos problemas de pacing a lo largo de la campaña. Las conversaciones entre personajes, si bien están cargadas de fanservice y más aún con las respuestas de opción múltiple que hay en ciertas situaciones, no son nada comparables a, por ejemplo, las interacciones entre personajes en Injustice 2.

La trama en general se reduce a “mata clones, ve cinemática, mata más clones, ve otra cinemática”. La variedad de enemigos se ve reducida al roster de luchadores del juego por lo que, tras unas diez peleas, los combates empiezan a volverse monótonos. A medida que progresamos, la cantidad de clones que nos atacan y la fuerza de estos va escalando pero eso no los hace más interesantes. Incluso con los tres “finales” disponibles para la campaña, estos no hacen más que guiarte hacia el verdadero y válido final.

Me parece un poco extraño la falta de creatividad en la historia viniendo de los creadores de BlazBlue pero bueno, esto es un juego de peleas y justamente a eso hemos venido…

Lo sé Bulma… Yo también puse una cara similar a medida que progresaba por el modo historia…

 

LA “FORMA ARC SYSTEM” DE HACER LAS COSAS

El sistema de juego en FighterZ tiene mucha similitud con el de BlazBlue. Poseemos un ataque ligero, ataque medio, ataque pesado y finalmente el ataque especial o también llamado Ki Blast. El esquema de botones y lo que hace cada uno es el arquetipo tan conocido de Arc System Works, lo que popularmente llaman “el ABCD” que aplica a juegos como The King of Fighters aunque con otras funciones para cada botón específico.

También tiene mucho de Marvel vs. Capcom gracias a las batallas 3 contra 3 y al uso de Assists durante las peleas. Con sólo pulsar un botón, puedes llamar a uno de los otros dos peleadores en reserva para que liberen un puñetazo o habilidad especial que pueda ayudarte a romper el combo del adversario o a extender el tuyo.

Si añadimos a lo anterior mencionado el Super Dash, una maniobra para lanzarnos contra el oponente y proseguir el combo, y el Dragon Rush, un ataque rompe-defensa que sirve como launcher y manda a volar al enemigo por los aires, podemos apreciar el infaltable sello de calidad de Arc System Works. Las mecánicas son sencillas de entender pero no fáciles de poner en práctica.

 

DIVERSIÓN ASEGURADA PARA TODOS

Sorpresivamente, FighterZ también es bastante accesible incluso para aquel que no es muy partidario de los videojuegos de pelea. Múltiples personajes pueden realizar combos con solo presionar repetidamente o mashear un botón, por lo que los nuevos jugadores no necesitan ser especialmente habilidosos en realizar distintos patrones de botones y movimientos de stick.

Este aspecto del juego me causó cierta intriga en un inicio ya que, conociendo el nivel de tecnicismo que se requiere para jugar una partida de BlazBlue o Persona 4 Arena de forma aceptable, me pareció increíble que no existiera una opción para desactivar estos “combos de un solo botón”.

Lo que en un principio fue un shock rápidamente se convirtió en aceptación ya que este título de peleas puede ser disfrutado por todos, sean o no fanáticos de Dragon Ball, del anime o de los juegos de pelea en general. “Casual friendly” es el término que usaría para describir esta situación sin ningún ánimo de demeritar a nadie.

 

LA COMPLEJIDAD DEL COMBATE

Y aún con todo lo dicho, Dragon Ball FighterZ es un juego hecho por Arc System Works en todo sentido de la palabra.

Puede que encajar combos y poderes especiales sea particularmente fácil pero la complejidad de todo el sistema se encuentra en el timing de tus acciones. Si quieres realizar el mayor daño posible, vas a necesitar extender tus combinaciones lo mejor que puedas y para eso se necesita una gran cantidad de precisión y conocimiento a profundidad de las habilidades de tu peleador y sus Assists. Personalmente, he visto como la CPU utiliza a Gohan y Gotenks de una forma tan sincronizada que siempre temo por mi vida cuando tengo a este dúo como adversarios.

Además de esto, el cómo y cuándo utilizar las barras de ki que se acumulan en la parte inferior de la pantalla es de suma importancia para poder potenciar tu performance. Ciertas técnicas como la teletransportación y las habilidades físicas cargadas requieren de este recurso para ser usadas.

Son pequeños mini sistemas que se interconectan para crear un estilo de juego más avanzado.

 

EN LA VARIEDAD ESTÁ EL PLACER

Dragon Ball FighterZ nos presenta de inicio a un roster de 21 peleadores, cada uno con sus fortalezas, debilidades y técnicas especiales.

Si bien es cierto cada peleador no es radicalmente distinto del otro, sus diferencias residen en las particularidades que tienen sus habilidades de lucha. Por ejemplo, Goku y Piccolo podrán ambos tener un “rayo de energía” como súper movimiento (Super Kamehameha y Makankosappo respectivamente) pero solo Goku puede realizarlo en el aire también mientras que Piccolo no.

Y sí, 21 peleadores más los 3 secretos dentro del juego más los 8 de DLC que llegarán en los próximos meses no son ni la mitad de los que había en Tenkaichi 3 pero en FighterZ cada uno tiene su propia serie de combos avanzados distintos haciendo a cada personaje único. La tarea del jugador reside en conocer a su personaje favorito para entender cómo luchar con él.

Los 21 peleadores base de Dragon Ball FighterZ

 

ENTRENA Y SÚPERATE

Un aspecto que alabo de FighterZ es su excelente “modo entrenamiento”. En él podrás encontrar todo lo necesario para practicar las distintas mecánicas del título como el ya clásico Entrenamiento de combos que Arc System Works emplea en sus otras franquicias. Poniendo los comandos en la pantalla, este modo es perfecto para apreciar cada animación de batalla del personaje y su hitbox para conectar un golpe.

 

También hace acto de presencia el “modo arcade”. Una serie de batallas por rondas en donde deberás luchar contra distintas alineaciones de personajes para poder progresar. Podrá parecer simple (y lo es) pero la dificultad del reto es bastante alta por lo que seguro te mantendrá entretenido durante un largo rato. Además de las recompensas que puedes obtener si perseveras en la Muscle Tower

 

LAS BATALLAS DE DRAGON BALL EN SU MÁXIMO ESPLENDOR

Si en algo podemos coincidir todos los que hemos probado el juego es en su asombrosa calidad gráfica. Como mencioné en el inicio del análisis, los muchachos de Arc System estudiaron a fondo la obra de Toriyama y la adaptaron fielmente a los modelados de los personajes del juego que oscilan entre el 2D y el 3D según la situación.

Las similitudes entre los paneles del manga y las animaciones del juego son incontables y, gracias a la maestría de los desarrolladores en el uso del motor gráfico Unreal Engine 4, el flujo de las peleas no sufre algún tipo de lag o delay, corriendo a 60 fps todo el tiempo a pesar de la calidad visual que el título posee.

Cada puñetazo y patada conectada al rival se siente muy real y los devastadores poderes que los personajes usan también causan estragos en los escenarios en que se enfrentan. No temo catalogar a Dragon Ball FighterZ como el mejor juego de Dragon Ball gráficamente hablando. Es bestial el resultado.

Si esta imagen estuviera en blanco y negro, sería exactamente igual a un panel del manga de Dragon Ball

 

A GUARDAR PAN PARA MARZO…

Por desgracia, no puedo describir con las mismas palabras a la banda sonora del juego. Los efectos de cada golpe encajado en el cuerpo de rival y cada onda de energía liberada son fenomenales pero los temas de fondo dejan mucho que desear.

Se trata de temas de Heavy Metal genéricos que si bien es cierto logran causar emoción y euforia en los jugadores gracias a la misma naturaleza del género musical, no dejan de ser un estándar para cualquier pieza de ese estilo.

No puedo hablar absolutamente por todos ya que hay varios como el tema principal, Planet Namek, Space y el tema de la pantalla de versus que me gustaron pero, en su mayoría, me pareció un OST poco inspirado. Sólo queda esperar y ver en qué medida el Anime Music Pack arregla esto ya que, si hablamos de un videojuego de lucha que representa todo lo que Dragon Ball significa, legendarios temas como WE GOTTA POWER o We Were Angels no pueden faltar.

 

APUNTANDO HACIA EL EVO

Al final del día, Dragon Ball FighterZ logró cumplir con creces lo que prometió en el E3 del año pasado. La intervención de Arc System Works fue lo mejor que pudo haberle pasado a un juego con las pretensiones que tiene este. El sistema de combate es frenético y sumamente entretenido pero a pesar de todo eso también alberga un nivel de complejidad que lo hará brillar en el EVO de este año.

SI bien la historia y la banda sonora podrían haberse pulido un poco más, la calidad del título logran opacar los problemas que tiene. Como todo buen videojuego.

Mi interés por el EVO 2018 continuará acrecentándose a medida que siga disfrutando de este juego y espero que tanto Bandai Namco como Arc System Works continúen pendientes de mejorar cada vez más su nueva creación.

Dragon Ball FighterZ logró cumplir con todo el hype que cargaba y espero que su escena competitiva crezca en los meses venideros. La espera ha valido la pena y el año no podría haber arrancado de mejor manera.

Goku: “¡Buen trabajo, Arc System Works!”

 

 

El presente análisis de Dragon Ball FighterZ fue realizado con un código de descarga para PlayStation 4 brindado por Bandai Namco

Comentarios

Dragon Ball FighterZ

9

ASOMBROSO

9.0/10

Lo positivo

  • Las mecánicas de juego logran crear un perfecto balance entre simplicidad y complejidad
  • La calidad visual logra hacerle justicia a la obra cumbre de Akira Toriyama
  • El roster de luchadores es variado y abarca todas las etapas de Dragon Ball, incluyendo la etapa Super

Lo negativo

  • Modo historia repetitivo y aburrido
  • Banda sonora poco inspirada